Una quimioterapia exitosa

Mis últimas quimioterapias han sido verdaderamente amenas. No en el sentido de que me guste hacerlas, sino en el sentido de que han tenido mínimas secuelas, me he sentido perfectamente, no he tenido náuseas ni efectos indeseados, apenas algo de sueño.

Ésta última quimioterapia incluso di un parcial el mismo día y otro dos días después.

Creo que está bueno compartir que la experiencia de la quimioterapia no tiene por qué ser traumática sinó todo lo contrario. Creo que una buena preparación física y mental nos ayuda a atravesarla de forma que si es lo que nos parece, se convierta en una verdadera instancia terapéutica y de sanación. Así me la asumí yo.

Asumí que si había decidido someterme a la misma lo iba a hacer confiando en primera instancia en que si me voy a someter a una bomba de químicos en mi cuerpo hay un resultado positivo que estoy persiguiendo a largo plazo que espero que estos químicos contribuyan a alcanzar. Por lo cual, lo primero que asumí es que quería hacer lo que estaba haciendo.

Luego asumí los días anteriores una dieta alta en calorías, con mucha fruta y verdura variada y me dediqué a alimentarme de lo lindo. Me he preparado de todo, pero les muestro mi menú para el día anterior a la quimioterapia, un menú guerrero, que me garantizara ir con toda la energía posible en mi cuerpo.

Para empezar, a la mañana, batido con un arsenal de fruta, durazno, naranja, frutilla, manzana, pera, banana y ananá. Todo fresco, no valen enlatados. de frutas con pan integral, chía, bayas de goyi, pasas de uva, y coco.  Ese fue mi desayuno previo a la quimio también.

frutas

Para almuerzo y cena, otro arsenal de comida, arroz integral, zanahoria, calabaza y remolacha, lentejas y para los frescos, brócoli y tomates. Todo a la licuadora y a enfrentar la quimio como una campeona.

unnamed1

Creo que lo fundamental en mis últimas quimioterapias es haber erradicado el miedo a las consecuencias. No he necesitado absolutamente ningún complemento para las nauseas en cuanto a la medicación y me he sentido estupendamente. Creo que un poco nos venden el miedo a las secuelas y consecuencias de la quimioterapia y eso es un tremendo error médico y terapéutico. No dudo que a diferentes dosis, combinaciones y tipos de quimioterapias resulten diferentes secuelas pero si estoy convencida de que la predisposición con la que vamos a enfrentar la instancia es decisiva para luego como vivamos las consecuencias.

En mi caso, elegí ir sin miedo, nutricionalmente segura y con actitud positiva y francamente, estoy gozando las comodidades de haber tomado esa decisión. Ojalá esta experiencia sirva a otros y les sea de utilidad.

Abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s