Archivo de la etiqueta: alimentación por sonda

Pastel Virginia de lentejas, espinaca y calabaza

Hoy espero a comer a mi prima Virginia, que nunca tiene tiempo para cocinar y siempre anda comiendo porquerías por ahí. Así que decidí hacerle un pastel bien casero para que alterne un poco el paladar…. y yo sé que ella agradece el mimo.

Es una receta super extra blanda, sana, protéica, nutritiva y con un mix de sabores que seguramente sorprenda. Se me fue ocurriendo en el momento así que puedo calificarla totalmente de mi autoría. Espero que la disfruten tanto como disfruté yo cocinándola y pensando en todos aquellos que dando batalla contra el cáncer de boca sé que agradecen cada receta blanda y delicada que aparezca para variar el paladar. Yo me quedo con las ganas… me toca licuar y pasar por la gastro… pero les aseguro que con el olfato y la imaginación me alcanza para sentir más o menos lo que probará mi prima en breve.

pastelvirginia

Ingredientes

una taza de lentejas – una cebolla – un diente de ajo – un cuarto de calabaza (como tres tazas) –  una taza de avena – un atado grande de espinacas – cúrcuma – pimienta – sal – nuez moscada

Cocemos las lentejas. Hervimos las espinacas y la calabaza por separado.

Sofritamos la cebolla con el ajo y una vez que esté dorada agregamos las lentejas cocidas, sal y una pizca de pimienta. Pasamos por el mixer hasta lograr una pasta homogénea. Reservamos.

Licuamos las espinacas con una taza de avena, una pizca de sal y media cucharadita de nuez moscada. Reservamos.

Licuamos la calabaza hervida con una pizca de sal y una cucharadita de cúrcuma.

Colocamos en capas en asadera (yo utilicé una de 30×20). Primero la pasta de lentejas, luego la pasta de espinaca y finalmente el puré de calabaza y cúrcuma. Colocamos en el horno para homogeneizar temperatura unos 15 minutos (igual ya está todo cocido). Servimos!!!!

Y como siempre digo… cuando no llegamos a sacar foto del plato preparado….

Es porque estaba demasiado rico!!!!!!

Anuncios

Desayuno de reina

Hoy les traigo un desayuno común, super nutritivo y delicioso por donde se lo vea. Me quedé con ganas de documentar el proceso y los ingredientes, pero me olvido en la vorágine de prepararlo.

Comer sano me hace feliz. Sentir que desde mi alimentación cuido y mimo mi cuerpo es parte de mi proceso curativo y en el marco de una enfermedad con las complicaciones propias de la alimentación como la que atravieso, creo que es importante mimarse a la hora de comer, a pesar de las dificultades, volvamos el momento de la alimentación un momento especial y cuidado que refleje nuestra intención de sanar y mejorar.

unnamed

El batido de licuadora es de frutillas, banana, galletas de sésamo, bayas de goyi, chía, cacao y coco.

Les cuento que las bayas de goyi aportan al sistema inmunológico y son ampliamente recomentdadas antes y después de quimio y radio. Tienen un leve sabor a higos, un aroma delicioso, se comen secas como pasas de uva o pueden hidratarse un poco con la chía como hice yo en el caso de éste licuado.

La frutilla y la banana seguro están entre mis frutas favoritas el mundo y obviamente combinan a la perfección con el cacao (yo utilizo cacao amargo sin azucar) y coco. El cacao nos aporta calorías pero también es un regulador natural del humor, si, el caco aporta alegría y estimula la felicidad, así que empezar el día con una buena cucharada es una actitud positiva que está bueno fomentar. Alivia el estrés, combate el colesterol malo y además, para el que tenga… es un buen afrodisíaco.

El coco controla el azucar en la sangre, es delicioso, tiene un aroma espectacular y su alto contenido en fibra regula el sistema digestivo, lo que puede ser de gran ayuda si estamos tomando medicamentos o complementos que conducen al estreñimiento.

La chía es fuente de proteínas, omega 3, ayuda a mantenerse hidratado, son una fuente natural de energía y tiene propiedades depurativas y desintoxicantes (lo cual a mi siempre me preocupa en relación al contraste respecto a la cantidad de medicación y elementos que nos metemos en el marco del tratamiento)

El jugo verde es de espinaca, zanahoria, pera, perejil, apio y limón. Luego haré un post más extenso referido a como he incluido jugos verdes en la dieta y como me hacen sentir: como adelanto, evidentemente muy bien.

Abrazo mañanero!! Buen desayuno!!

Gastroctomía II y nueva quimioterapia

Y si… sucedió. Nuevamente estoy con una gastroctomía. Por un lado me alivia saber que puedo alimentarme. Por otro lado, no puedo evitar la tristeza y la frustración de sentir un retroceso enorme, el dolor de saber que nuevamente tengo cáncer y la certeza de enfrentar, esta vez si, el desafío más grande de mi vida.

Ya no se me puede hacer más radio. He optado por intentar tres nuevas quimios y luego tal vez operación. El tumor avanza a pasos agigantados. Nada entra por la boca ya.

Ayer tuve la quimio. No he tenido secuelas aún. Sólo cansancio. Estoy intentando pasarme bastante agua por la gastro y también jugos de verdura depurativos y compota de manzana y pera para hidratar. Lo mejor es evitar comidas pesadas.

He utilizado el estractor de jugos para pasarme un jugo de espinacas, pepino, morrón, repollo blanco y lechuga. Mucho verde para depurar los efectos tóxicos de la quimio. Voy con cuidado, apenas un vaso al día y abundante agua. El jugo debe ser en el extractor, sólo queremos la vitamina de las verduras ya que la fibra de la misma puede caer pesada al estómago y no necesitamos complicaciones gástricas.

La compota de manzana y pera sin azúcar.

Ya extraño tremendamente los sabores. Lamentablemente ni una cucharadita de postre me pasa por la boca. Quisiera que alguien más en mi situación leyera esto ahora y sentirme un poco más acompañada… me queda el consuelo de que si no es hoy será más adelante.