Archivo de la etiqueta: leche y cancer

En marcha una vez más!

Ayer se cumplió una semana de mi última quimio. Debo decir que la saqué bastante barata, me la pasé durmiendo y casi sin ningún malestar. Literalmente me la pasé durmiendo, una semana, hiberné. En el medio tuve un ejército en casa de enfermeros, médicos, amigos y familiares a toda hora…. pero lentamente voy recuperando mi espacio y el lugar.

Al principio estaba un poco molesta, la verdad el tumor es tan desagradable y visible en la boca que es imposible hablar y olvidarse de él mucho menos. Pero debo reconocer que entre ayer y hoy he notado una levísima mejoría. Algo puedo balbucear y se me entiende aunque obviamente mi principal método de comunicación es una libretita.

Ahora comienza la nueva marcha, ponerse positivo, intentar mantener la tranquilidad, enfocarse nuevamente en la curación. Me he propuesto estudiar e intentar dar dos parciales que tengo… sé que es un poco bobo teniendo en cuenta que no podré hablar, pero que más da… por lo menos tener un objetivo me calma y me da una motivación.

Ayer di mi primer vueta manzana con mi amiga Caro luego de casi 20 días de encierro. Me compré unos inciensos, unas bayas de goyi para mis jugos, respiré un poco de aire fresco. Me cansé un montón pero que alegría que me dió.

En breve intentaré comenzar con la meditación de nuevo. El yoga por los movimientos lo voy a tener que dejar un poco de lado, con la gastroctomía y además un porta medicación constante que me han colocado parezco robocop y no me puedo mover bien, pero seguro podré meditar.

Luego de que termine de estudiar he planificado hacer alguna incursion en pintura, Me compré un libro de Frida Kahlo que me tiene entusiasmada.

A estudiar me voy ahora. Objetivos, metas, distracciones. A no dejar que la enfermedad invada todos los espacios. Este es mi cuerpo, esta es mi mente, este es mi espacio….. y se lo voy a competir.

Anuncios

Leche de avena

Hay cantidad de razones por las cuales no consumir leche ni derivados lácteos. Las razones se multiplican si uno es un paciente oncológico. Brevemente las resumo a continuación y dejo mi receta de leche de avena que además de ser mucho más sana, es deliciosa.

Está comprobadísimo que la leche vacuna que habitualmente tomamos es mala para la salud, así como la ingesta desmesurada de lácteos. Si bien se nos ha dicho habitualmente que los mismos son los que nos proveen de calcio, está comprobado que nuestro cuerpo no está preparado para absorver los nutrientes provenientes de los derivados lácteos y una muestra de ello es que las sociedades occidentales y muy especialmente las organizadas en base a un sistema ganadero (como las latinoamericanas), grandes consumidoras de lácteos, son las que detentan mayores índices de osteoporosis (falta de calcio en los huesos) en comparación con las sociedades orientales donde el consumo de lácteos no se encuentra tan difundido.

Por otra parte, el exceso de proteínas animales y la mala asimilación de las mismas por parte del cuerpo humano es considerada una de las causantes del cáncer. En occidente, una de las primeras escuelas de nutrición que retiró los lácteos de la lista de alimentos recomendados para el consumo habitual es nada menos que la de Harvard. Fácilmente puedan googlear Harvard y leche y les salen cantidad de artículos. Al respecto también recomiendo leer el libro El estudio de China del Dr. Campbell, científico ampliamente reconocido en el ámbito del estudio de las proteínas y su asimilación del cual pueden encontrar el link en uno de los posts anteriores.

También se suma el hecho de las tremendas condiciones de expoltación ganadera, muchas veces asimilables a la tortura y el hecho fácilmente razonable de que los humanos somos los únicos animales que tomamos leche a lo largo de toda nuestra vida pero no solo eso, tomamos una leche de otra especie. Porque como siempre le recuerdo a los que me preguntan al respecto, le leche de vaca, es para el ternero, no para nosotros.

Procuro reducir mi consumo de lácteos al mínimo indispensable. Reconozco que sobretodo en momentos de ansiedad y desesperación, en los que el estado de mi boca ha sido sumamente delicado, he sido una gran consumidora de postres comprados de chocolate y vainilla. La primer semana de mi posoperatorio fueron prácticamente todo mi alimento. Pero existen recetas de estos postres sin leche vacuna y también sin tanta azúcar que son mucho más sanas, luego subiré alguna.

La leche de avena es extremadamente rica en vitaminas y nutrientes, ademas de tener un potente efecto saciador (llena rápidamente con una taza) y también relajante gracias a su componente la avenina, lo cual la convierte en un snack sano ideal para momentos de ansiedad. Puede ser utilizada igual que la leche común en recetas dulces o saladas.

Dejo a continuación mi receta de leche de avena.

image

Remojar en un litro de agua durante mínimo 4 horas 4 cucharadas de avena laminada (no instantánea). Habitualmente yo la dejo remojando de noche y a la mañana la preparo.

Licuar y colar con un colador fino. Está pronta. Dura 5 días en la heladera… pero seguro se la toman antes.

Para saborizarla o endulzarla se le puede agregar azúcar, pero mis favoritos y recomendados son vainilla o canela.

En la foto se ve un submarino de leche de avena y canela con un pedazote de chocolate que me comí hoy.

Espero que la disfruten.