Archivo de la etiqueta: sopas

Sopa de col de campo

Acá en Uruguay no se le dice col al repollo, pero en España sí y yo leo muchos blogs españoles de cocina y se me ha pegado la palabra ”col”. Y me encanta, me gusta su sonoridad, su grafía y también me encanta la col o el repollo, como prefieran. Y como esta sopa es totalmente de mi autoría me permito llamarla como a mi me gusta sopa de col y le agrego el ”de campo” porque hoy la he preparado en una linda casa de campo o mas bien de playa pero bueno, de campo me gusta más y como ya dije, como la sopa es de mi autoría la llamo como quiero.

Me vine unos días a una casa de playa en Valizas, un balneario a unos 400 km de Montevideo al que vengo desde niña y que siempre me transmite mucha paz. En verano se llena de veraneantes y turistas por eso lo prefiero en éstas épocas e incluso en pleno invierno. Vinimos con mi prima y aunque el tiempo no nos ha favorecido el estar acá ya me ha despejado la mente, llenado de paz y transmitido una nueva energía para seguir encarando el post operatorio, los médicos y todas las idas y venidas de mi pequeño gran problemita de salud.

DSC00975

Venirme me implicó superar algún miedo. Alejarme de casa, venir a un lugar sin atención médica cercana y alejarme de mi cocina. Tuve miedo de qué y cómo iba a comer pero me decidí, empaqué calmantes, la homeopatía y el mixer y me vine junto con mi prima a desconectarme.

Podría decirse que el tiempo no nos ha acompañado sin embargo los días nublados y de lluvia son igualmente aprovechables y estar alejadas de todo nos ha venido muy bien a las dos. Hemos leído, mirado películas y series, charlado abundante y comimos cantidad de cremas, sopas y yogures. Para nosotras, un éxito de escapada.

En mi miedo de no saber que comería también empaqué un repollo. No me juzguen. No quería dejarlo en mi heladera solo y supuse que teniendo el mixer en caso de emergencia podía hacerme una buena sopa licuada de repollo. Que puedo decir… hace mucho que no salgo y comer de verdad es un estrés. Hoy el repollo se convirtió en una maravillosa sopa de col de campo que ha sido todo un éxito de tarde nublada y ventosa. Acá va la receta

Ingredientes

Un repollo chico o medio grande – Medio morrón grande – tres zanahorias chicas – un tomate – una lata de arvejas – aceite de oliva – 1 cta cúrcuma – 1/2 cta nuez moscada – sal –  pimienta – humo líquido (opcional)

unnamed1

Procedimiento

Cortamos el repollo y el morrón en tiras finas. Rallamos la zanahoria y cortamos el tomate en cubos.

Calentamos unas dos cucharadas de aceite en una olla, colocamos el repollo y lo salamos, vamos revolviendo constantemente hasta que notemos que queda blando, semitransparente y reduce como 2/3 su tamaño. Agregamos la zanahoria, el morrón el tomate y las arvejas. Revolvemos y agregamos una cucharadita colmada de cúrcuma, media cucharadita de nuez moscada y pimienta a gusto. Se le puede agregar una cucharadita de humo líquido (no hay que pasarse sino todo queda con sabor ahumado) yo aquí no tenía pero hice esta misma receta la semana pasada y queda espectacular.

unnamed3

Cuando vemos que el tomate se ha deshecho un poco cubrimos con agua, tapamos la olla y dejamos a fuego lento hasta que hierva. Una vez que hierva lo dejamos unos 10 minutos más y luego apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos.

Yo pasé mi porción por el mixer, mi prima dejó la suya con las verduras en trozos. Cualquiera de las dos versiones ha sido un éxito. Le pusimos un poco de parmesano rallado aunque yo hubiese preferido salsa de soja, que no teníamos.

unnamed4

No dejen de hacer esta receta y sobretodo, no dejen de animarse a salir, tomarse tiempo libre, alejarse un poco de sus casas, del médico, despejar la cabeza de los problemas y complicaciones diarios de la enfermedad. La tranquilidad y paz mental curan. Encerrarnos en nuestras casas es cómodo y lindo pero a veces también se necesita renovar un poco el aire.

Bon apetit!

Crema de boniatos asados

Hay algo que definitivamente me encanta y son los boniatos. Sobretodo el boniato zanahoria. Hablando con mi amiga Paula cuyo amorcete vive en una quinta me dijo que tenía cantidad de boniatos, que estaban en época de cosecha. Y como ella no es lenta ni perezosa a los pocos días se me apareció con unos boniatos de regalo.

Me negaba a desperdiciar semejante regalo de auténticos boniatos de chacra cultivados para mi con amor en un simple puré así que se me ocurrió que podía ”apuresar” (si, acabo de invetar un verbo) mi forma favorita de comer boniatos: al horno con hierbas.

Así que pelé y corté mis boniatos con una papa y los pasé tres minutos por agua hirviendo (truco que me enseñó mi mamá para lograr que formen costra luego en el horno, soy fanática de la costra de los boniatos al horno)

Luego los coloqué en una asadera, los bañé en aceite de oliva, romero y orégano. Revolví bien y los puse en el horno.image

Cuando estuvieron todos blandos y mi casa despedía un aroma insoportablemente rico a boniatos asados, los saqué, los coloqué en la licuadora con un vaso de agua y un generoso chorro de aceite de oliva y me quedó esta maravilla>

image

No se hagan simples purés. Busquen la forma de encontrar los sabores que añoran. Ésta crema de boniatos quedó sencillamente espectacular. Una delicia y volver a sentir el sabor ahumado de los boniatos al horno fue un extra placer.

Mil gracias a Paulita y al Tiki por los boniatos del amor.

Sopa de verduras con extra de caldo

Foto0051

En invierno los puestos de la feria venden por $20 estos pequeños rejuntes de verduras para hacer caldo o sopa. Nunca me pude resistir a comprar uno cada vez que paso por la feria. Me encantan y hago ambas cosas. Caldo y sopa.

El caldo.

En la foto tenemos un pedazo de zapallo, un boniato, una papa, medio morron, un puerro, un pedazo de repollo, medio choclo, un nabo, una zanahoria, perejil y unas ramitas de apio.

Ponemos todo en una olla con agua hirviendo sal y tres cucharadas de aceite de oliva y lo dejamos unos 40 minutos. Luego retiramos las verduras con un colador y guardamos el caldo. Yo pongo una parte en la cubetera del freezer y cuando necesito calditos para cocinar tengo estos que son mucho más sanos que los comprados. También guardo porciones para tomar solo.

La sopa.

Licuamos todas las verduras con una taza y madia de caldo. Con la licuadora en funcionamiento agregamos lentamente un generoso chorro de aceite de oliva y una cucharadita de comino. Una delicia.

Cremas de choclo

crema_de_choclo

La crema de choclo es de mis favoritas. Aca dejo tres versiones y cualquiera de ellas, espesada con maicena, puede servir tambien de relleno de una tarta o empanadas cuando nos vamos poniendo mejorcitos.

Crema de choclo base

2 latas de choclo – 1 cebolla grande – 1 diente de ajo chico – 1 cda de margarina o aceite – 1/2 cubo de caldo de verduras (o tres tazas de caldo casero) – 1 taza de leche vegetal – un punado de perejil

Rehogar la cebolla y el ajo en la margarina o aceite. Agregar las latas de choclo y recuperar temperatura. Agregar tres tazas de agua y el caldo de verduras (o el caldo casero) y dejar a fuego medio 10 minutos. Retirar del fuego, agregar la leche vegetal el perejil picado y licuar. Se puede agregar media cucharada de margarina para que sea mas cremoso o corregir con maicena si queda muy liquido (Disolver primero la maicena en agua en una taza aparte para que no forme grumos)

Crema de choclo con champignones.

En la receta original, rehogar 2 champignones frescos con la cebolla. Utilizar una lata en caso de que sean enlatados o 100 gramos en caso de que sean secos (hidratarlos primero colocandolos en agua y al fuego unos 10 minutos. Utilizar esa agua como parte del caldo.

Crema de choclo con puerros

En la receta original, rehogar 2 tallos blancos de puerro con la cebolla.

Sopa crema de puerro

Sopa crema de puerro

La Vichyssoise impresiona con su nombre, pero en realidad no es mas que una deliciosa sopa crema de puerro.

Ingredientes

3 puerros – 1 papa – 1 cebolla – 1 diente de ajo – 1 cda de margarina – 1 taza de leche vegetal – agua

Preparacion

Hervir la papa (tambien puede colocarse lavada y dentro de una bolsa 4 minutos en el micro)

Sofritar los puerros, la cebolla y el ajo con la margarina. Una vez ablandados agregar la papa troceada, sal, una pizca de pimienta y cubrir con agua. Dejar hervir 10 minutos.

Retirar del fuego, agregar la leche vegetal y licuar.